LOGROS Y APRENDIZAJES DE UNA MADRE PRIMERIZA EN LA COCINA

Etiqueta: Baby-Led Weaning

Magdalenas de Zanahoria

Magdalenas de Zanahoria

En este post aprovecharé para hablar un poco acerca del papel de los cereales con gluten en la alimentación infantil, específicamente de el trigo. El gluten es una proteína que contienen cereales como el trigo, el centeno, la avena y la cebada, que es susceptible de […]

Tortitas de arroz, brócoli y zanahoria

Tortitas de arroz, brócoli y zanahoria

El arroz es una fuente importante de zinc, vitaminas E, B1, B2, fósforo, hierro, potasio, calcio y aminoácidos. Ahora incluso se puede conseguir enriquecido con vitamina A. Este grano es muy versátil pues lo podemos preparar de diferentes maneras, al comienzo de la alimentación complementaria […]

Piruletas (chupetas) de pavo y quinoa

Piruletas (chupetas) de pavo y quinoa

En base a lo que he leído de este método, lo ideal es usar nuestra imaginación con una alimentación saludable para darle al peque comidas que él pueda agarrar con sus deditos y, de un tamaño razonable de manera que él pueda tomar la porción sin dificultad, estas piruletas fueron un éxito con Mat.

Ingredientes

  • 100gr de pechuga de pavo picada.
  • 1/2 taza de Quinoa
  • 1 cucharada de cebolla rallada
  • 1 cucharada de zanahoria rallada.
  • Paletas de punta redonda (las que venden para helados)

Preparación:

Lavar la quinoa con abundante agua y luego cocinarla con 2 tazas de agua durante 15 minutos aproximadamente.

Mientras la quinoa esta cocinándose en un bol colocas el pavo picado , agregas la cebolla y la zanahoria de manera de aliñarlo.

Cuando la quinoa este lista la pasas por un colador y luego la agregas al bol con el pavo y amasas hasta que todo quede unido, saca bolitas de esta mezcla y le das forma de dedos para poder meter las paletas y por último las colocas en una sartén con un poquito de aceite de oliva dándole vueltas para asegurar que quede cocida por todos lados.

Mini Hamburguesitas de ternera

Mini Hamburguesitas de ternera

Mini Hamburguesitas de ternera, cebolla y calabaza Con Mat incluimos la carne de  ternera en el séptimo mes pues, preferimos comenzar con las carnes blancas en el sexto mes que son mas fáciles de digerír y de esta manera vamos acostumbrando su estomago poco a […]

Albondigas de ternera BLW

Albondigas de ternera BLW

Una de las principales dudas que tenemos al comenzar con el Baby-led Weaning, o alimentación complementaria a demanda, es qué ofrecerle al #peque, ya que estamos tan acostumbrados a los purés o papillas que no se nos ocurre qué les podemos dar y de qué […]

Baby-led weaning

Baby-led weaning

Ser padres es un eterno aprendizaje porque cada bebé es diferente y la crianza también, ya que esto  dependerá de las costumbres y cultura de cada familia.

Una vez digerido y analizado el libro “el niño come solo” de Gill Rapley, promotora a nivel mundial del método Baby Led Weaning (BLW), comenzamos a aplicarlo en casa a los 6 meses de Mat, que es la edad donde los pediatras recomiendan  la alimentación complementaria.

Que es BLW?

El baby led weaning (blw), podría traducirse como “alimentación complementaria autorregulada” o como dice Gill Rapley “el niño aprende a comer solo”, es una manera de introducir los sólidos en la alimentación del bebé, siendo el propio niño quien se alimenta por sí mismo usando las manos.

El proceso de introducir  los sólidos abarca el cambio gradual que hace un bebé, de tomar el pecho o el biberón como único alimento a no mamar ni tomar el biberón en absoluto. Este proceso dura mínimo seis meses pero puede alargarse (sobre todo en bebés lactantes) varios años.

Es importante resaltar que esta técnica NO sustituye la lactancia materna o la leche de fórmula que toma el bebé, sino que complementa su alimentación diaria, agregando ahora nutrientes naturales de las frutas, verduras, carnes, cereales y otros alimentos que se deben  ir incluyendo poco a poco en la dieta diaria de los bebés.

Al principio, sobretodo, es más un método para educar que para alimentar, ya que de esta manera, se le permite al bebé descubrir sabores, texturas, colores y olores en la comida y le ayuda a desarrollar la coordinación ojo-mano y la masticación.

Es normal que tengamos miedo o nos preocupemos de que el bebé se ahogue  o se atragante cuando está tratando de comer alimentos enteros. Los expertos en  BLW argumentan que mientras los bebés puedan sentarse en posición vertical, deberían estar bien y la posibilidad de que estos eventos ocurran es mínima.

Qué diferencia el BLW de los purés o papillas?

Cuando comenzamos con la alimentación complementaria muchos padres nos imaginamos al bebé abriendo la boca y recibiendo la cuchara llena de comida  de manera satisfactoria, pero en  la realidad los  niños escupen la comida y apartan la cuchara de su vista y, en muchos casos rompen a llorar o no quieren comer, entonces comenzamos con los juegos de avioncitos, trencitos y sonidos para intentar hacerles el momento de la comida agradable; esta rutina se torna aburrida y tediosa tanto para el bebé como para los papás ya que hay que planificar un horario y un menú diferente entre el bebé y los demás miembros de la familia.

La aplicación del BLW permite que el bebé tome la iniciativa de comer lo que él desee del plato, fomentando de esta manera su seguridad y confianza.

También es útil para que todos en casa coman el mismo menú al mismo tiempo, ayudando a desarrollar en el bebé el instinto de imitar a los padres y/o hermanos para adquirir los hábitos de alimentación de una manera natural y divertida mientras va aprendiendo.

Cuando comenzar el BLW?

La OMS recomienda iniciar el proceso de introducción de sólidos a partir de los 6 meses, ya que antes de este tiempo, a los bebés les resulta muy difícil digerir cualquier cosa diferente a la leche, además que a los 6 meses los bebés son capaces de mantenerse más o menos sentados y de coger objetos o comida con la mano y llevársela a la boca; también es la edad en el que seguro han perdido el reflejo de extrusión que es el encargado de hacerles escupir todo aquello que entre a la boca y no sea leche.

No importa que tu bebé no tenga dientes todavía, ya que los bebés aprenden a masticar con las encías y a medida que les vayan saliendo los dientes los utilizarán, teniendo ya dominio del movimiento de sus encías. Para esto se recomienda darles alimentos blandos al principio, es decir las verduras hechas al vapor o cocidas, y frutas como banana, pera y papaya que son suaves para ellos, se debe evitar de inicio manzana y zanahoria cruda porque son muy duras para los bebés.

Nuestra experiencia con Mat ha resultado favorable, hasta los momentos hemos comprobado que come o aprende jugando, ya que la hora de la comida para él es el momento del día donde comparte la comida con mamá y papá e intenta imitarnos en todo lo que hacemos en la mesa, últimamente le ha dado por querer tomar algo de mi plato, siendo esta una de las ventajas del BLW ya que se puede preparar la misma comida para todos en la casa con la única diferencia que a la de Mat no le colocamos ni sal ni azúcar.

Para cerrar les dejo unos consejitos que puse en práctica y que espero les sirvan a la hora de aplicar el método BLW con sus hijos. 😉

  • Sienta al bebé erguido en su trona y frente a la mesa, comprobando que su postura es estable y que puede utilizar las manos y los brazos sin restricciones.
  • Evita darle directamente la comida, lo mejor es ofrecérsela en un plato, en la tabla de la trona o directamente de la mano de tuya o del papá. Hay que dejar que sea el bebé quien decida qué alimento quiere comer.
  • Comenzar con comidas que sean fáciles de coger con sus deditos: al principio, lo mejor son las tortitas, hamburguesitas, los palitos o las tiras (por ejemplo, zanahoria, papas, o cualquier otra verdura al vapor o hervidas), o que por su forma sean fáciles de agarrar para el bebé, como la banana, y el brócoli.  En mis post tienes varias recetas que preparé para Mat.
  • Incluye al bebé en las comidas familiares siempre que sea posible, ofreciéndole la misma comida que los demás en la mesa esté comiendo, de manera que pueda imitar a los adultos, respetando el orden de introducción de los alimentos sugeridos por el pediatra (por ejemplo, no empezar con huevo ni pescado, que son alimentos que se reservan para los bebes a partir de nueve meses).
  • No intentes meterle comida en la boca, ya que este método se trata de que sea él solito el que elija, experimente nuevas texturas y sabores, que la hora de la comida sea un aprendizaje y una diversión para él.
  • Sigue ofreciéndole el pecho o el biberón como siempre, recuerda que la leche es la principal fuente nutricional del bebé hasta que los bebes cumplan  un año. Cuando el bebé necesite menos leche, él solo reducirá las tomas (se autorregulará), por eso también recomiendan ponerlo al pecho (o darle un biberón, si es lo que toma) primero, y posteriormente ofrecer la alimentación complementaria.
  • Ofrécele agua con las comidas para que pueda beber si lo necesita.
  • Evita alimentos que contengan sal o azúcares añadidos en su preparación, la comida rápida, el marisco, la miel, los frutos secos, acelga, espinaca (por ser ricas en nitritos) y, quítale previamente el hueso en aquellos que lo tengan,como cerezas o aceitunas.
  • Recuerda que los bebés nunca deben dejarse solos al comer.

 

Si te ha gustado este post, anímate a compartirlo en tus redes sociales o deja tus comentarios. De esta forma ayudarás a que este blog siga teniendo vida.

Gracias 😉